La “Tarta de los Reyes”, el equivalente francés del Roscón

El 6 de Enero, día de la Epifanía para la tradición cristiana, es un día lleno de magia.

En esta fecha, muchos niños españoles e hispanoamericanos reciben los regalos de los Reyes Magos y a los adultos, que han sido buenos durante todo el año, tampoco les falta algún que otro detalle. Además de los regalos, otro elemento que está siempre presente en la mesa de este día es el Roscón de Reyes. Un dulce redondeado con frutas confitadas y relleno, principalmente, de nata o crema pastelera. No falta, escondidas en su interior, una figurita y una haba, ésta última para señalar quién debe pagar el Roscón.

En el Sureste de Francia, en la Costa Azul y la Provenza, este bollo se vuelve también habitual por estas fechas. Sin embargo, convive, cada vez con más dificultad, con la “Galette des Rois”, el postre preferido de los franceses para festejar la Epifanía. Se trata de una torta de hojaldres, elaborada a base de crema de almendras y mantequilla. A partir del 1 de Enero, se puede encontrar en supermercados, panaderías y pastelerías y suele venderse hasta finales de mes.

Una tradición pagana

Se cree que el origen de esta torta se encuentra en la Antigua Roma. Durante las fiestas de las Saturnianas, en honor al dios Saturno, que tenían lugar durante este mismo periodo del año, se ocultaba un haba en la tarta para designar quien sería el “rey del festín”. La Iglesia introduciría, siglos más tarde, a modo de sustitución, la fiesta de la Epifanía, que conmemora la llegada y adoración de los Reyes Magos al niño Jesús.

En Francia, en la actualidad, los artesanos de la respostería le regalan, cada año, una de estas tortas al Jefe de estado francés, con la particularidad de que ésta no incluye haba en el interior, para evitar que el presidente de la República se convierta en rey.

Costa Azul Digital

La Côte d'Azur en español: noticias, reportajes, entrevistas, Agenda y mucho más...

Deja un comentario