El “Pan de Natale”, la tradición navideña monegasca

Es una de las más antiguas tradiciones monegascas. Se trata de un pequeño pan redondo decorado con cinco frutos secos dispuestos en una cruz y una rama de olivo. Es el Pan de Natale. Según la tradición, este pan tiene que ser bendecido por las familias durante la misa del Gallo en la Catedral de Mónaco.

En la víspera de Navidad, después de la Misa del Gallo, el Pan de Natale se coloca en la mesa y la persona más anciana, o a veces más joven de la familia, procede a la bendición del pan. Moja la ramita de olivo en el agua bendita y hace la señal de la cruz sobre el pan, y también hacia las personas presentes alrededor de la mesa, pronunciando las siguientes palabras: “Che dame chela ram’auriva el e agiütu Diu, u será Ma nevaghe e u ben sucedió (Que con esta ramita de olivo y la ayuda de Dios, se vaya el mal y venga lo bueno).

Los participantes hacen la señal de la cruz y el cabeza de familia corta el pan y lo distribuye. Al recibir este pan, cada uno pronuncia en voz baja “que se vaya el mal y venga lo bueno”. El resto de este pan se guarda y se ofrece un pedazo a cada visitante como señal de bienvenida.

Desde hace varios años, para perpetuar aún más esta tradición, el Comité de las Tradiciones Monegascas se une a los panaderos del Principado para que anuncien en sus vitrinas la tradición. Del 22 al 24 de diciembre, se podrá obtener el pan de Navidad a cambio de una donación. Todo el dinero recaudado irá a las diferentes obras de caridad de Mónaco.

Xavi Z.

Mónaco Informativo (@Monaco_Info_ )

Deja un comentario