10 cosas que tiene que saber un Erasmus en Niza

¡Hola, futuros Erasmus en Niza!

Aquí va una lista de 10 cosas que te pueden resultar interesantes si te estás planteando escoger la capital de la Costa Azul francesa como tu destino Erasmus. El saber no ocupa lugar:

1. Estás en la Costa Azul.

Eso es sinónimo de caro. Ten en cuenta que Niza se encuentra en medio de Cannes y Mónaco. ¿Las conoces? Seguro que te suenan de algo, y no creo que sea precisamente por la austeridad. Ojo, no digo que sea imposible vivir aquí, pero hazte a la idea de que tendrás que pagar algo más de lo que acostumbras en España por una cerveza.

2. La Plaza Masséna se convertirá en uno de los lugares más importantes de tu día a día.

Fuente Plaza Massena
Estatua de Apolo en la Fuente del Sol de Niza

Todas las quedadas se hacen allí, es el centro neurálgico de los encuentros entre Erasmus, así que será difícil que pases más de 2 días sin andar por allí. Además, en los primeros días, cuando te digan que quedáis en Place Masséna pensarás: “Vale, ¿pero dónde? Que eso es muy grande”. Pronto descubrirás que en realidad no habéis quedado en Place Masséna, sino en la fuente que está al lado (Fontaine du Soleil). Más fácil para encontrarse.

3. Acabarás haciendo un análisis exhaustivo de las ventajas y los inconvenientes que tiene una playa de piedras.

Aunque seguro que valorarás el no parecer una croqueta rebozada en arena cuando sales de la playa, echarás de menos la agradable sensación de andar por la arena sin destrozarte las plantas de los pies. Y cuando descubras que es una playa artificial, te preguntarás por qué el ayuntamiento se empeña en rellenarla de piedras cada año en lugar de traer arena suavecita.

4. Si vienes de Erasmus, lo más probable es que vivas lejos del centro (las residencias universitarias están en las afueras).

Por esto, tanto si te gusta el deporte mínimamente como si lo odias, es muy recomendable sacarse la tarjeta VéloBleu. Es válida para todo un año, cuesta sólo 15 o 25 (dependiendo de si tienes el bono Bus), y te permite volver a casa después de una noche de fiesta a la hora que te apetezca sin tener que estar 1 hora caminando. Los buses nocturnos acaban a la 1 y hasta las 5 y media de la mañana no comienzan de nuevo. Además, el paseo marítimo que se extiende a lo largo de toda Niza, La Promenade des Anglais, tiene un carril bici por el que podrás circular sin problemas.

5. Si no lo era antes de venir, Facebook se hará indispensable para ti.

Es a través de esta red social por la que se organizan todos los encuentros y actividades Erasmus, y es la principal forma de establecer contacto con la gente nueva que conozcas. Además, hay varios grupos para esta ciudad, entre ellos ESN Nice. Lo administra la ESN, una asociación hecha por Erasmus para Erasmus que organiza actividades cada semana para que nos conozcamos entre nosotros.

6. Ármate de paciencia.

El Don’t Worry, Be Happy de Bobby McFerrin debería ser el himno oficial del primer mes Erasmus. Añádela cuanto antes a tu lista de reproducción (si la encuentras en su versión francesa, mejor que mejor) porque deberás entonarla día sí y día también si no quieres pasarte llorando el primer mes de tu Erasmus. Trámites, trámites y más trámites. Cuenta bancaria, nueva tarjeta de móvil, seguro de alojamiento, contrato de electricidad (según residencia), ayuda CAF… Puede que tengas suerte y salga todo a la primera… pero eso es raro, raro, raro. Así son los franceses, y más con los Erasmus. Ejemplo: para abrir cuenta en el banco te piden certificado de residencia, pero en la residencia te piden cuenta de banco francés para concederte una plaza. Es la pescadilla que se muerde la cola. Y otra cosa, recomiendo encarecidamente venir de España con el acuerdo de estudios lo más avanzado posible, en la universidad de Niza se toman las cosas con calma y puedes verte a la mitad de la tercera semana de curso sin saber todavía qué asignaturas vas a cursar, lo digo por experiencia. En fin… paciencia.

7. Hay que adelantar nuestros hábitos.

En Francia, como en toda Europa, nos llevan un adelanto de unas 2 horas en todo lo que hacen. Comen a las 12h-13h, cenan a las 20h y cuando salen de fiesta la hora de vuelta, por lo general, es a las 2h de la mañana. Es verdad que aquí se sale mucho antes, y al final, el tiempo que has pasado por ahí es básicamente el mismo. Pero admitámoslo, en España volverte a casa a las 2 es como no salir. Es cierto que hay algunas discotecas/pubs que abren hasta más tarde, pero no son muy dados a dejar pasar a españoles, y menos Erasmus. Se ve que alborotamos de más.

8. Asignaturas.

Eso de tener un profesor (o como mucho dos) para cada asignatura es demasiado sencillo para los franceses. Aquí las asignaturas principales son grandes (8, 9, 12 créditos) pero cada una de ellas se divide en un número variable de “mini-asignaturas” independientes, con su pequeña cantidad de créditos asignados, su propia forma de evaluación, su horario (ahora vamos con eso) y su profesor.

9. Olvídate de tener un horario fijo de clases.

No sé cómo será en el resto de Francia, pero al menos en la Universidad de Niza, eso no existe. Cambia cada semana. Una vez consigas encontrar el “Emploi du Temps” de tu carrera, te llevarás una pequeña sorpresita. Cada “mini-asignatura” tiene un planning personalizado en el que quizá tengas una clase el 4 de octubre y hasta el 12 de diciembre no vuelvas a tener la siguiente. O quizá sí tengas, pero como esas clases entre octubre y diciembre tendrán lugar en otra sala diferente, están señaladas en el renglón de abajo y te has pasado el semestre pensando que esas clases no eran para ti. Pero sí, sí lo eran.

10. Aprenderás a valorar el español.

Es posible que en tus primeros días de estancia sientas que eres el único hispanohablante de esta zona del planeta. Será entonces cuando te darás cuenta de lo hermoso, fácil y estupendo que es el español. Y será entonces también cuando, si por casualidad encuentras a alguien que lo habla, no puedas evitar asaltarlo para empezar una conversación (no importa de qué, lo único que quieres es hablar y que te entiendan). Sin embargo, más pronto que tarde descubrirás que estabas equivocado, que hay muchos más hispanohablantes (tanto españoles como latinoamericanos) de lo que pensaste al principio. Prueba de ello es la existencia de esta revista: Costa Azul Digital, el primer medio con noticias, eventos e informaciones de interés en español sobre la Costa Azul francesa que hace un poquito más fácil la vida a la comunidad hispanohablante de la zona. Porque sí, venimos a aprender francés y hay que practicarlo siempre que se pueda, pero nunca está de más tener una buena conversación en la preciosa lengua de Cervantes.

Playa Niza

Por último, y a pesar de lo que haya podido parecer por alguno de los puntos, quiero que quede claro que Niza es un buenísimo destino. Tiene mar, buen tiempo, es muy bonita y además hay un gran ambiente Erasmus. Tiene sus cosas malas y sus cosas buenas, como todas las ciudades. Lo importante es adaptarse cuanto antes y disfrutar al máximo la experiencia.Y si en algún momento te agobias, siempre podrás sentarte en la playa y mirar al horizonte mientras escuchas las olas del mar. Que relajar no sé si relajará, pero para una foto queda de lujo.

Sergio García Fresneda

Estudiante de Psicología en la UGR. Actualmente, alumno Erasmus en Niza.

2 comentarios sobre “10 cosas que tiene que saber un Erasmus en Niza

  • el 04/10/2014 a las 15:33
    Permalink

    Muy buen articulo, original y sobre todo refleja las ganas de ir de erasmus a Niza

    Respuesta
  • el 04/10/2014 a las 18:13
    Permalink

    Es una ciudad que a la vez que la quieres la odia. Estudie un año de mi carrera en la universidad de Niza y en la IUP de turismo. Como bien dices en principio lo pase francamente mal pero después pude reírme de todos aquellos que no quisieron ayudarme. Al tiempo volví a trabajar allí y tuve que irme de nuevo porque la necesito pero la ODIO… ajajajaja

    Respuesta

Deja un comentario