Los mosquitos tigre, la gran invasión en el Sur de Francia

Desde su llegada al Sur de Francia, en el año 2004, la rápida propagación de los mosquitos tigre ha activado todas las alertas en el país y en las regiones vecinas de la cuenca mediterránea.

Todo aquel que ha pasado en verano por el Sur de Francia recientemente lo conoce bien. La virulencia de los ataques incesantes de estos insectos nada tiene que ver con los de un mosquito común. El mosquito tigre se distingue por sus rayas blancas que contrastan con un esqueleto bastante oscuro y por sus largas patas. Cada año parecen adaptarse al nuevo terreno que van conquistando. Según la Entente Interdépartementale pour la Démoustication du littoral méditerranéen (EID Méditerranée), el organismo encargado de la lucha contra su proliferación, estos pequeños agresores prefieren atacar a los seres humanos, antes que a los animales. Muchos creen que su inteligencia evolutiva los lleva a esconderse debajo de sillas y mesas y esperar al momento oportuno – habitualmente mientras dormimos- para sus picaduras.

Expansión y riesgos

Expansion mosquito tigre FranciaEl mosquito tigre, o Aedes albopictus, llega a Francia en el año 2004 por el departamento de los Alpes Marítimos. Desde entonces, han colonizado todo el litoral mediterráneo y han comenzado su expansión hacia el norte. Además de las regiones en las que se encuentra activo (las coloreadas en el mapa), esta especie ha sido detectada de forma puntual en otros ocho departamentos.

A parte de las incómodas y punzantes picaduras, que se convierten en grandes ronchas, que duran varios días, estos mosquitos traen consigo un importante riesgo sanitario, pues pueden transmitir enfermedades tropicales como la fiebre chikungunya o el dengue. Desde mayo de este año, 614 casos de estas enfermedades han sido señalados en Francia, de los cuales 17, han sido importados desde otros países a la Costa Azul. 

Planes para combatir la propagación

Tanto el Ministerio de Sanidad, como los organismos locales, ponen, cada año, con la llegada del verano, un plan de lucha contra estos insectos. Desde el Consejo General de los Alpes-Marítimos, se ha lanzado la campaña preventiva Soyez-secs avec les moustiques (Sea seco con los mosquitos, en español): información, consejos y un número de información a disposición de los ciudadanos. Entre las principales medidas a adoptar en casa se encuentra la eliminación de aguas estancadas como, por ejemplo, restos de la lluvia en recipientes al aire libre, en las jardineras, troncos de agua o juguetes, ya que estos lugares son el nido perfecto de los mosquitos.

Por parte de las instituciones locales, se llevan a cabo diversos tratamientos para combatir las larvas con insecticidas biológicos, inofensivos para salud y el resto de insectos. Otras acciones, a mayor escala, se llevan a cabo, desde 2009, en la Isla de la Reunión. Éstas consisten en introducir en la naturaleza mosquitos machos estériles, con lo que se limitaría la reproducción de la especie.

Consejos para evitar las picaduras

1. Utilizar repelentes adecuados.
2. Evitar las horas críticas en el exterior (en torno a las 19h) y cerrar ventanas y puertas.
3. Colocar mosquiteras en la cama o en las ventanas.
4. Alejarse de zonas con aguas empantanadas.
5. Prescindir de colonias y jabones con olores dulces.

A tener en cuenta:

– Los mosquitos llegan a la Costa Azul con el calor (entre mayo y octubre).
No hacen ruido.
– Los que pican son las hembras.
– La hora en la que se muestran más virulentos es en torno a las 19h.
– No suelen encontrarse a una altitud mayor a los 500 metros.
– Hay una página oficial para señalar la presencia de mosquitos tigres, sobre todo en zonas, en las que no se tiene constancia.
– Puedes obtener más información en la página del EID Méditerranée.

María Pérez

Editora de Costa Azul Digital. Periodista española, enamorada de la vida y amante de los viajes. Puedes encontrarme en Google+, Twitter y en Facebook.

Deja un comentario