En Mónaco, cada nacimiento se convierte en un árbol plantado

El anfiteatro natural de Cap d’Ail fue el escenario escogido para la 8ª edición de la operación “1 nacimiento = 1 árbol”, organizada por el ayuntamiento de Mónaco, el pasado martes 24 de noviembre. Se trata de un programa de reforestación a favor del medio ambiente nacido en el 2008 a iniciativa de Nicolas Croesi del ayuntamiento monegasco.

El principio es bastante sencillo: por cada nacimiento registrado en el Principado, el Ayuntamiento de Mónaco se compromete a plantar un árbol en el país o las ciudades cercanas como pueden ser La Turbie o Cap d’Ail. Al momento de registrar el nacimiento de los hijos en el ayuntamiento, el Servicio de Registro Civil entrega a los padres un certificado que confirma la futura plantación del árbol por la Oficina Nacional Forestal y los servicios de los diferentes municipios.

Reconocido por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el proyecto “1 Nacimiento = 1 árbol” forma parte de la iniciativa patrocinada por el Príncipe Alberto II “Plantemos para el Planeta”Desde la primera edición, ya se han plantado más de 7800 árboles.

(Imagen: El alcalde de Cap d’Ail Xavier Beck y el de Mónaco Georges Marsan)

Xavi Z.

Mónaco Informativo (@Monaco_Info_ )

Deja un comentario